María Cámara OntiverosMucho se habla de ser líder o jefe y ambas tiene una definición según la RAE:

  • JEFE: 'Es la persona que manda sobre otras'.
  • LÍDER: 'Es la persona que dirige u orienta a un grupo reconociendo de forma natural su autoridad'.

Por lo tanto, estaríamos en lo correcto si afirmamos que un jefe impone y un líder convence a su equipo. O que un jefe ignora lo que le dicen y un líder escucha activamente.

Pero lo primero es saber dónde te encuentras situado a la hora de dirigir a un equipo de personas. Y también es verdad que no siempre la situación te permite liderar, y debes mandar.

De modo que lo mejor es conocerse primero a uno mismo y confiar en nuestras habilidades, nuestras aptitudes y saber en qué posición te encuentras más cómodo. Porque cada uno de nosotros nos podemos encontrar en alguna de las dos posiciones más cómodo que en otra.

Ser líder no tiene que significar obligatoriamente ser mejor que jefe, o viceversa.

En estos meses que hemos vivido de pandemia y que todos los que por nuestra actividad profesional hemos estado en nuestras casas teletrabajando, nos hemos encontrado en un escenario totalmente diferente al habitual en nuestros puestos de trabajo, y ha sido en ese espacio de tiempo, donde cada uno de los que dirigimos personas hemos adoptado un rol en función de las circunstancias.

Hay un refrán que dice: “Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta”, pero a mi entender ya no se adapta a las circunstancias actuales. Es mi opinión.

Hay personas que necesitan sentir que mandan sobre ellas y que prefieren saber en todo momento qué hacer y tener una hoja de ruta programada. Hay otras, en cambio, que necesitan una mayor flexibilidad e iniciativa. Por ello es delicado ejercer de líder o de jefe.

Seguramente os preguntaréis, pero ¿ser líder no es igual que ser jefe? En estos años de carrera profesional, donde gestionar equipos ha sido prácticamente mi función, puedo decir que sí es compatible, y soy de las que se ha leído muchos libros de Management, liderazgo, coaching... y asistido a charlas y formaciones.

Pero no acabo de estar de acuerdo en que ambos no puedan formar parte de un mismo estilo de Dirección.

Por poner un ejemplo, veíamos como Mel Gibson encarnaba a William Wallace en Braveheart y decía “Luchad, y puede que muráis. Huid y viviréis, un tiempo al menos. Y cuando estéis en vuestro lecho de muerte dentro de muchos años, ¿no cambiaréis todos losBraveheart días desde aquí hasta entonces por una oportunidad, sólo una oportunidad, de volver aquí y decir a nuestros enemigos: ¡Pueden quitarnos la vida, pero jamás nos quitarán la libertad!”.

Para mí es un claro ejemplo de liderazgo que traspasa los intereses individuales para que sean grupales y hace del sentimiento, un estandarte de lucha.

Pero también decía: Un rey debe buscar lo bueno de cualquier situación”. Aquí es un jefe que decide por todos.

Haciendo referencia a otra película que he visto hace poco y que me ha encantado el estilo de liderazgo que refleja es Coach Carter. 

coach carterLos pilares en que se basa esta película son disciplina, liderazgo, educación y compromiso. Y sin una posición de autoridad es muy difícil obtener la disciplina que no deja de ser parte de una buena educación. El compromiso ya se obtiene a través de la gestión de un líder capaz. Esta película es un buen reflejo de que se es líder y se es jefe dependiendo de las situaciones.

Coach Carter se posiciona como jefe en esta frase: «Usted es un señor. Señor es término de respeto. Y tendrán mi respeto hasta que lo pierdan».

Y para liderazgo yo me quedaría con esta; Que merezcas algo no significabuen jefe que te lo vayan a dar, a veces hay que coger lo que es nuestro”.

Cada uno de nosotros pueden concluir y debatir sobre ello, pero sí que hay una verdad que sirve para todos: “No todas las buenas personas son buenos jefes… pero sí todos los buenos jefes son buenas personas”.

Newsletter mensual. Te podrás dar de baja cuando tú quieras. No compartimos tus datos.

¿Cuanto sabes de energía?

Juega con nosotros contestando a unas sencillas preguntas y participa en el sorteo de una estancia para dos en un Parador de España.

Juega